miércoles, 20 de enero de 2010

Ríndete, ceniza.




1 comentario:

Ester Astudillo dijo...

Jaja, qué fue antes, José, el huevo o la gallina? El poema o la imagen?

Muax;-)

Una no-ícaro