miércoles, 24 de noviembre de 2010

Tuning rebelde


Historia casera. A la puerta del trabajo este capó, inspirado en los versos de Miguel Hernández, sorprende a la cámara de un móvil.

3 comentarios:

Joanna dijo...

Sorprende y alegra la mirada.

José G Obrero dijo...

Joanna! ¡Qué alegría verte por El Píxel! El coche tenía muchísimas más consignas. Te hubiese encantado dar una vuelta en él. Si vienes se lo pido al dueño.

Un beso.

Joanna dijo...

Jejejje, vale hecho. Pídele las llaves, un besote.