miércoles, 24 de febrero de 2010

Homenaje a Alejandra Pizarnik




"cuídate de mí amor mío


cuídate de la silenciosa en el desierto


de la viajera con el vaso vacío


y de la sombra de su sombra".




Alejandra Pizarnik

4 comentarios:

Ester Astudillo dijo...

Llegamos siquiera a ser la sombra de la sombra del silencio en el desierto? Me gusta esa imagen de cactus improvisado y casero. Muy muy elocuente.

Besu;-)

José G Obrero dijo...

Gracias Ester. Estoy de acuerdo contigo y, encima, muertos de sed.

Un besazo.

Mercè Mestre dijo...

Me intrigan dos cosas:
¿La silenciosa se bebió el agua con ese cóctel de otoño y desierto en el vaso o ya hace tanto tiempo que se la bebió que le han crecido las cuatro estaciones dentro?

Y en este último caso, ¿de qué marca es el pintalabios?

Extraordinaria imagen, José.

Un beso.

José G Obrero dijo...

Muy bueno, Mercé. Es cierto, es el otoño condensado en el vaso, con su lluvia y las hojas caídas. El cactus es el único trocito de desierto que se ha colado ahí. Cocktail de otoño, me ha gustado.
El pintalabios es de los chinos porque he descubierto que son muy caros en el resto de tiendas.

Un abrazo